Por su cercanía con Toledo, y con el Camping el Greco, es una población que se puede visitar en uno de esos ratos libres. Sus principales atractivos son su campo de golf, y la tranquilidad que ofrece, ya que se trata de un pueblo con apenas 700 habitantes, y donde la calma reina por todos y cada uno de sus rincones.

Podremos contemplar el Palacio de los Condes de Mora, la Iglesia parroquial de Santa María Magdalena, y si nos gusta practicar la pesca podremos hacerlo en el cercano Pantano de Guajaraz.