Saliendo del Camping lo haremos a través de la carretera CM-4000. Si lo hacemos hacia la izquierda, en apenas un par de minutos llegaremos hasta el casco urbano de Toledo. Pero si lo hacemos en el sentido contrario, siguiendo unos 26 kilómetros aproximadamente, podremos llegar a uno de los parajes naturales más hermosos de la provincia: las Barrancas de Burujón.

Fueron declaradas en el año 2010 Monumento Natural por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, y también goza de la clasificación de Zona Protegida para las Aves, y Lugar de Interés Comunitario.

¿Y qué hace tan especial a este lugar?. Pues la acción continuada durante milenios de la erosión, que ha formado un escarpado entorno junto al río Tajo, que en algunos lugares, como el conocido Pico del Cambrón, llega hasta los 120 metros de altura.

A escala mucho menor, pero el paisaje que forma es muy parecido al mundialmente conocido Gran Cañón del Colorado.

Para llegar, desde Toledo, estaremos muy atentos, ya que la entrada está señalizada de manera no demasiado visible. Y una vez que lleguemos al desvío tenemos la posibilidad de dejar el coche en el parking (gratuito) que hay en la entrada, o continuar por un sendero que nos permitirá acercarnos prácticamente hasta uno de los miradores.

Nuestra recomendación es dejar el coche en la entrada, ya que de esta manera disfrutaremos de un agradable paseo, y conoceremos el lugar más profundamente. En apenas veinte minutos de paseo por la senda ecológica llegaremos hasta las Barrancas propiamente dichas, donde de un solo golpe de vista podremos hacernos una idea de la espectacularidad del paisaje. A partir de ahí, un agradable paseo a lo largo de todo su perfil, pudiéndonos detener en diferentes miradores, se hará de forma bastante amena.

La dificultad del recorrido es bastante sencilla, pudiendo ser visitado, incluso, con personas con discapacidad, ya que existen zonas perfectamente habilitadas para ello.

Actualmente no existe demasiado trasiego, salvo ciertos días festivos y puentes que se masifica demasiado la visita. Masificación que está haciéndose plantear por las administraciones correspondientes tomar medidas para evitar el deterioro del entorno. Sin embargo, hasta la fecha, no existen restricciones, y la visita es recomendada (y gratuita), tratando de evitar, eso sí, fechas festivas y puentes como hemos dicho.