En la comarca de los Montes de Toledo, y a unos treinta minutos del Camping el Greco, encontramos el tranquilo pueblo de Gálvez, famoso por su gastronomía, su excelente aceite de oliva, sus deliciosos platos de caza, y sus quesos y vinos de obligada degustación.

Pero además debemos visitar su iglesia parroquial de San Juan Bautista, del siglo XVI, y la Ermita de los Cristos, de la misma fecha. Y no son los únicos edificios de interés, ya que merece la pena conocer otros como las antiguas escuelas en estilo neomudéjar de principios del XX, la conocida como Casa de la Tercia de los siglos XVI/XVII, la Fuente de Hierro Fundido de estilo isabelino que veremos frente a las escuelas, y las ruinas de su Castillo datado en el siglo XIII.