Esquivias es un pequeño pueblo que encontraremos a aproximadamente media hora en coche desde el Camping el Greco.

Su principal atractivo, y del que presumen orgulloso, es de su antiguo y célebre habitante, que no es otro que Cervantes, como podremos intuir en cada calle y rincón del municipio.

Allí encontraremos la Casa Museo de Cervantes, en donde el escritor vivió durante sus primeros años de matrimonio con Catalina de Palacios, y era propiedad de un pariente de ella, Alonso Quijada Salazar, quien probablemente sirvió de inspiración para el personaje de Don Quijote de la Mancha.

También se conserva la casa natal de la esposa de Cervantes, donde vivió con sus padres y hermanos.

Pero existen también otros monumentos de interés como el Convento de los Capuchinos, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, o la Ermita de San Roque.

Fuente