No sabríamos explicar el motivo exacto por el que los restos del Circo Romano de Toledo pasan inadvertidos en muchas ocasiones para propios y visitantes. Tal vez el hecho de que Toledo cuente con numerosos monumentos de gran interés eclipsen la importancia de éste, pero lo que sí es cierto es que un paseo por él nos hará darnos cuenta de la magnitud que en su tiempo tuvo, y hacernos una idea de su importancia.

Está a un corto paseo del Camping el Greco que haremos en aproximadamente veinte minutos, y podremos contemplar los restos de lo que en realidad fue un hipódromo (aunque coloquialmente se llame el Circo Romano), que en su día tuvo gran importancia y un amplio aforo.

Se puede pasear por él libremente, ya que actualmente en su entorno se encuentra el llamado Parque Escolar, y Vega Baja. Si estás en el Camping el Greco, y tienes tiempo suficiente, además de los principales monumentos de Toledo es una opción recomendable para hacer una visita que se sale de los circuitos rutinarios del turismo.