Hace unos días, en una entrada anterior, desde el Camping el Greco os recomendábamos algunos lugares de la provincia con piscinas naturales para poderse dar un buen chapuzón en estos días calurosos. Hoy os recomendamos otra visita, para poder conocer un hermoso pueblo, y poder completar el día con un refrescante bañito.

El pueblo en cuestión es Escalona, a poco más de 50 kilómetros del Camping. Allí podremos pasear por las hermosas calles de un pueblo típico castellano, y su Plaza Mayor, en la que se cree tuvo lugar alguna que otra escena recreada en el célebre “Lazarillo de Tormes”, rodeada con magníficos soportales con vigas de madera.

Digno de mención es también el Convento de la Encarnación, la Iglesia de San Miguel, y como no, su célebre Castillo. Actualmente es de propiedad privada, pero los sábados está abierto al público.

Y a los pies de Escalona transcurre el río Alberche, lugar utilizado por lugareños y visitantes para disfrutar de un relajante baño en un bello paraje.