Concierto de Luz Casal en Toledo

El programa de Ferias y Fiestas de Toledo cuenta con este concierto de la artista gallega Luz Casal, dentro de su gira “Que Corra el Aire”. El concierto se celebrará en la plaza de Toros el día 14 de agosto a las 22:30 horas.

Las entradas tendrán un precio de 18 € en grada, y de 20 € en ruedo.

Exposición “De Puertas para Adentro”

Durante estos días se puede disfrutar de la exposición “De Puertas Para Adentro”, en la Sala de los Arcos del Convento de Santa Fe (anexo al Museo de Santa Cruz). En esta interesante exposición podremos conocer más sobre la vida y distribución de los espacios en la arquitectura doméstica de los siglos XV y XVI

Organizada por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, y abierta desde el jueves 14 de Junio hasta el domingo 16 de septiembre.

Toledo y el Mazapán

Cada lugar tiene su propia gastronomía y sus propios productos de los que sus vecinos se sienten enormemente orgullosos. Y mayor es el motivo cuando uno de estos productos es célebre y apreciado a nivel mundial. Y esto es precisamente lo que sientes los toledanos cuando hablamos de su mundialmente conocido mazapán.

Afirma la tradición que este producto fue elaborado por primera vez allá por el año 1212 por las religiosas del Convento de San Clemente, cuando la ciudad estaba siendo sometida a un prolongado asedio de las tropas musulmanas, y una terrible hambruna comenzó a hacer estragos en la población. Las monjas de este convento decidieron mezclar a partes iguales dos productos que tenían en abundancia, que eran azúcar y almendras, consiguiendo este dulce producto que solventó aquel problema y dio origen a un tradicional dulce consumido aún hoy en día.

Y aún continúan las religiosas de aquel convento elaborando el mazapán de forma artesana, al igual que hacen las religiosas de otros conventos repartidos por toda la ciudad. Incluso hay otros obradores con una larga tradición cuyos mazapanes son apreciados por toledanos y turistas. Pero ya no sólo se encuentra el tradicional mazapán, sino diferentes variedades enriquecidas con almendras, piñones, cabello de ángel… etc. Por eso es fácil cuando se pasea por Toledo encontrar un convento o un obrador que exhibe orgulloso sus productos y los vende directamente al público. Tanto si quieres degustarlos personalmente, o sorprender a algún familiar o amigo con un delicioso regalo, te recomendamos que aproveches la ocasión y disfrutes de este mundialmente conocido manjar.

Feria del Libro de Toledo

Desde el 12 hasta el 20 de Mayo de 2018 se está celebrando la “XIII Feria del Libro de Toledo” en la céntrica plaza de Zocodover, que este año ha tomado como eslogan “Ambos mundos. Mujeres en la literatura”.

En la Feria participan este año un buen número de editoriales, librerías y colectivos culturales con el propósito de poder acercar los libros a todos aquellos que estén interesados en la lectura. Además, la Feria se complementa con diferentes talleres, charlas, conciertos y diferentes actividades para hacerla más atractiva a todo tipo de público.

Más información en su sitio web

Exposición “La España de los Austrias”

En el crucero inferior del Museo de Santa Cruz se puede disfrutar de esta exposición integrada por casi 300 piezas en las que se pueden admirar cuadros del Greco, Carducho, Tristán o Ribera, y espléndidos textiles como los históricos pendones del cardenal Mendoza y de la Santa Hermandad.

Se divide en cuatro secciones. Una con piezas del siglo XV que muestra el origen de las Casa de Austria con la unión de los Reyes Católicos. Otras dos con salas dedicadas a Carlos V y a Felipe II. Y otra que muestra el declive de la Corona.

Y todo ello en un edificio tan importante e interesante de ver como es el antiguo Hospital de Santa Cruz.

El Entierro del Conde de Orgaz

Una de las paradas obligadas, cuando se visita la ciudad de Toledo, es en la Iglesia de Santo Tomé, en dónde se puede contemplar una de las obras del Greco, y cumbre de la pintura universal: “El Entierro del Conde de Orgaz”.

En 1323 murió don Gonzalo Ruiz de Toledo, “Conde de Orgaz”, quien fue el más destacado benefactor de la iglesia de Santo Tomé. Afirma la tradición que en el momento de su sepelio, en agradecimiento por su generosidad, descendieron del Cielo ante el asombro de los presentes San Agustín y San Esteban para depositar suavemente el cuerpo del Conde en su sepultura, a la vez que se oía una poderosa voz exclamar: “Tal galardón recibe quien a Dios y a sus Santos sirve”.

Antes de su muerte el Conde dispuso el pago anual por parte de la Villa de Orgaz de ocho pares de gallinas, dos carneros, dos cueros de vino, dos cargas de leña y ochocientos maravedís a la parroquia de Santo Tomé. Como dicho desembolso dejó de efectuarse en el siglo XVI, don Andrés Nuñez de Madrid, párroco en 1586, acudió a los tribunales reclamando las deudas acumuladas durante tan largo período. Obtenida sentencia favorable aprovechó los beneficios para encargar al Greco un cuadro de grandes dimensiones en el que se representara el suceso milagroso acaecido dos siglos y medio antes. Dos años después, tras algunas disputas sobre la retribución a recibir, el artista entregó la inigualable obra que le encumbraron como uno de los grandes genios de la pintura.

El cuadro se divide claramente en dos ambientes diferentes separados por un simbólico manto de nubes. En la parte inferior queda reflejada con gran realismo la escena terrenal del entierro, es decir, aquella que pudieron percibir los asistentes al milagro. Mientras, en la parte superior, el artista quiso plasmar de forma ideal, acorde al pensamiento de la época, una visión de la divinidad celestial en el momento de recibir el alma del noble caballero.

En el centro de la escena terrenal destacan las figuras revestidas de dorado de los Santos Agustín y Esteban, quienes portan el cuerpo del fallecido en cuyo rostro se refleja el matiz grisáceo de la muerte. El pequeño paje que aparece a su lado portando una antorcha no es otro que el hijo del pintor, Jorge Manuel Theotocópuli, a quien el cretense quiso inmortalizar en tan incomparable obra. El caballero que aparece sobre San Esteban, con mirada directa al espectador, es el propio Greco autorretratado, mientras que el sacerdote portador del libro es el párroco Andrés Nuñez de Madrid. El resto de semblantes reflejados se suponen personajes contemporáneos a la obra pictórica, o en su defecto nobles amigos del difunto que realmente asistieron al sepelio.

La escena celestial es presidida por Jesucristo, a cuya derecha aparece San Pedro portando las llaves del Cielo. Bajo ellos la Virgen María, a quien parece interceder San Juan Bautista por el alma del difunto. La imagen equivale a la visión divina propia de la época.

En este cuadro aparece un conjunto de todas las influencias artísticas que El Greco utilizó a lo largo de toda su vida.

Exposición “Sorolla Tierra Adentro”

El pasado 28 de diciembre se inauguró en el toledano Museo de Santa Cruz la exposición “Sorolla Tierra Adentro”, que recoge obras del autor alejadas de su temática habitual, y que plasma paisajes de la naturaleza de la España de interior.

Según el viceconsejero de Cultura de Castilla la Mancha, Jesús Carrascosa, hay 12 obras del autor que están directamente relacionadas con Toledo y Castilla la Mancha, que otorgan un valor añadido para los visitantes de la ciudad.

Esta exposición puede visitarse de lunes a sábados desde las 9:30 hasta las 18:30, hasta el próximo día 8 de abril.