Se encuentra en el término municipal de Mora, a apenas 30 minutos en coche desde el Camping el Greco. Y es una de las fortalezas más singulares de Castilla-La Mancha, al contar con una planta alargada e irregular para adaptarse al terreno rocoso. Desde allí se puede contemplar una excelente vista de los olivares del entorno.

Se cree construido en el siglo X, y propiedad de la taifa toledana, siendo escenario de luchas entre árabes y cristianos al estar ubicado en una zona estratégica para acceder al sur de la ciudad de Toledo. Conquistado por los cristianos fue cedido a la Orden de Santiago con la misión de defender y repoblar la zona.

Se puede acceder libremente.

Fuente