Se encuentra a apenas 25 minutos en coche desde el Camping el Greco, pero antes de recomendar su visita debemos advertir que sólo puede verse su exterior, ya que es propiedad particular y está rodeado de una verja. No obstante, si nos encontramos por la zona, siempre podemos acercarnos a echar un vistazo.

Fue nexo de unión entre los castillos de Almonacid y Zorita, siendo junto a ellos parte de una línea defensiva compacta frente a los territorios musulmanes. Presenta unas curiosas estrellas de cinco puntas que atestiguan su función entre palacio y fortaleza.

La torre que hoy vemos, de escasa altura, posiblemente fuera mayor y se cree que se desmochó por orden de los Reyes Católicos. Se cree que también tuvo dos puentes levadizos.

Fuente