A menos de cuarenta minutos desde el Camping el Greco llegamos a este castillo que ofrece una interesante estructura, ya que presenta una gran torre en el cuerpo central, que se proyectó como hospital para algunas órdenes como las de Santiago y del Temple cuando enfermaban o resultaban heridos en batalla.

Al margen, presenta una planta cuadrada con torres en las esquinas que resultan pequeñas en comparación con la central. Sobre su entrada principal preside un escudo del Cardenal Silíceo del siglo XVI. En su exterior todavía quedan restos de otras instalaciones, como una capilla construida en el siglo XVIII.

Originariamente fue una fortaleza árabe, que conquistada por Alfonso VI fue cedida a la Orden de Calatrava. La estructura actual puede datar de finales del siglo XII.

El acceso al castillo es libre.